O vas o no vas y si no vas, vienen

Un mundo que corre. Y cada vez más rápido. Gente con poco tiempo o gente que no sabe cómo tener más tiempo. Millennials instalados en nuevas maneras de vivir –por cierto, las discotecas están cerrando en cascada porque la gente ya no liga yendo a mover el esqueleto–, seguidos de la generación Z que igualará o superará ese hábito. Personas que precisamente de tan estresadas que viven necesitan hacer yoga antes que relajarse cocinando.

Respirar conscientemente, aquietar la mente, y vivir el aquí y ahora recomiendan los coach de turno y los expertos en espiritualidad. Sea como sea, la realidad es la que es y cada vez más gente tira de comida para llevar cuando el hambre llama al estómago. El take away también forma parte del ahora y aquí porque cada vez tiene más demanda y su crecimiento no parece que vaya a parar a corto plazo.

Transporta tus alimentos con nuestros envases «Feel Green», fabricados con materias primas recicladas y/o respetuosas con el medio ambiente.

Ciclistas y motoristas repartiendo a domicilio ya forman parte del paisaje urbano. Salir del trabajo o ir de compras y llegar a casa con una bolsa con un kebab o, sencillamente, entrar en un supermercado con un córner donde dos japoneses te preparan una bandeja de sushi listo para comer es tan cotidiano como que en Finlandia nieve en invierno y en Escocia llueva todo el año.

Si cada vez hablamos menos por teléfono con amigos, conocidos y saludados y nos comunicamos más por mensajería, es lógico pensar que las aplicaciones para hacer un pedido cada vez tengan más éxito ante el gesto de hacerlo llamando al clásico chino o a una pizzería. La digitalización en este sector no es ninguna excepción. Al contrario, es galopante.

Las cajas de cartón con ventana son ideales para todo tipo de comida rápida como, por ejemplo, sushi y ensaladas.

Una de las noticias económicas del verano pasado fue la fusión de la británica Just Eat con la holandesa Takeaway.com, creando un gigante multinacional que en 2018 gestionó 360 millones de pedidos por un valor de 7.300 millones de euros. Take away y delivery, las grandes tendencias.

Según datos de AlphaWise, el servicio de análisis de mercados de Morgan Stanley, el volumen de negocio se multiplicará por 10 en un par de años. Para hacerse cargo de la explosión del fenómeno se calcula que en el año 2022 un 11% del mercado mundial se alimentará gracias al reparto de comida a domicilio, el doble que ahora.

Estos datos ayudan a entender la instalación de las llamadas cocinas oscuras (dark kitchen) o cocinas fantasma. Es decir, de lo que imaginamos que es un restaurante clásico tenemos que eliminar mesas, sillas, barras y camareros para que las cocinas se dediquen exclusivamente al reparto a domicilio. O vas o no vas y si no vas, vienen.

Envases para comida apropiados para restaurantes orientales, italianos, etc. Resistentes a las grasas. Con orejas de cierre.

Y si vienen a tu establecimiento a buscar o te buscan a ti para que vayas a llevar comida tienes que estar preparado. Por eso tenemos para vosotros toda una batería de productos en el catálogo de Garcia de Pou como son las terrinas para cremas y sopas frías y calientes de cartón en varios colores y personalizables, ensaladeras, bolsas para hamburguesas y bandejas para hot-dog, cajas para sushi y comida oriental en general o tantas otras opciones de cajas, maletas automontables o porta frascos, por ejemplo.

Y mientras vais preparando un nuevo pedido os dejamos un poco de música para trabajar muy a gusto escuchando una versión de «Why» de Michael Jackson, como no podía ser de otra manera, de un dúo llamado «Take Away».

catálogos garcia de pou

Post Anterior Post Siguiente

También te podría gustar

No hay comentarios

Dejar Una Respuesta