TENDENCIAS 2017 EN LOS NEGOCIOS DE COMIDA RÁPIDA

A principios de año nos llegan muchas previsiones de lo que va a destacar y marcar tendencia el resto del año. Obviamente todo son previsiones. Lo que sí que podemos constatar es que gran parte de las innovaciones que tienen éxito en Estados Unidos poco a poco se va integrando también en nuestra cultura, tal vez con algunas adaptaciones. De todas las tendencias que se prevén este año en Norteamérica, hemos hecho una pequeña selección de las que creemos que sí van a cuajar rápidamente en nuestro entorno.

La tecnología web es fundamental en el negocio

La tecnología ha permitido que los negocios de comida rápida puedan ser verdaderamente eficientes y rápidos. Seguirán apareciendo innovaciones por vía web que optimizarán los procesos de recepción y entrega de pedidos. Se habla del «curbside pick-up», es decir, poder recoger un pedido desde la acera, sin entrar en el establecimiento… ¿Cómo? Nuestros pioneros* nos lo explicarán.

*pioneros son los negocios que penetran los primeros en un nicho de mercado. En este caso, serán los primeros que implementarán el sistema de la recogida de pedidos sin entrar en el establecimiento.

El servicio a domicilio se revoluciona

Si podemos pedir pizza o comida china a domicilio, ¿por qué no bocadillos, ensaladas, fajitas, crepes, hamburguesas y todo lo que el establecimiento pueda servir rápidamente? Entre las apps que gestionan pedidos y transporte, y la oferta de packagings seguros y específicos para take away, el delivery tanto de comida rápida como de comida gourmet se revolucionará durante el 2017.

Cuencos y boles: recuperamos las formas ergonómicas

¿Por qué los cereales se comen en un bol y las ensaladas en un plato plano? Este año se seguirá expandiendo la moda de presentar ensaladas, arroces, salteados y sopas en cuencos o boles. En García de Pou le solucionamos el tema de los boles de un solo uso, para llevar o para consumir en el establecimiento.¡Esta moda nos enamora!

Comida rápida sí, pero saludable

Crecen los llamados fast casual, establecimientos donde se ofrece comida rápida con una amplia variedad de productos vegetales, orgánicos, de proximidad y en envases de material reciclado y biodegradable.

La comida rápida deja de asociarse con el menú barato

Sobre todo si hablamos del fast casual, lo que prima es que el menú se sirva rápido, los productos de calidad, y los valores de la empresa sean respetuosos con el medio ambiente, la sostenibilidad y la responsabilidad social. En tal caso, un menú a base de bocadillo de pan de centeno con salchicha artesana, espinacas y arándanos, acompañado de un kombucha o un smoothie recién licuado y un postre de yogur de leche de cabra, puede costarnos lo mismo o incluso más que el típico menú de mediodía de dos platos, postre y bebida. Pero lo aceptaremos con gusto.

En fin, ya hace tiempo que el mundo de la restauración está en fase de reinvención, sea por el uso de las tecnologías, sea por la generación de cocineros creativos, sea porque los usuarios cambiamos de prioridades, las innovaciones nos retan a estar siempre alerta a las nuevas necesidades.

Fuente: Bruce Horovitz, LSR

Post Anterior Post Siguiente

También te podría gustar

No hay comentarios

Dejar Una Respuesta