¿Qué son los «Dim sum»?

Los «Dim sum» son una delicia de la comida asiática. Son esas pequeñas bolsitas rellenas que suelen cocinarse al vapor y que de un tiempo a esta parte se han popularizado en restaurantes de todo el mundo. Su origen lo encontramos en la provincia china de Cantón y su nombre significa «pequeño bocado que toca el corazón». No se sabe si nacen como avituallamiento para que los viajeros de la Ruta de la Seda pudieran reponer fuerzas o de manos de los cocineros de la corte para «tocar el corazón» de la familia imperial. En todo caso, lo que está claro es que tuvieron éxito y se extendieron por todo el país, convirtiéndose en parte de su identidad.

La masa está hecha de trigo o arroz y se rellenan de carne, vegetales o marisco, aunque hay infinidad de recetas. La mayoría de «Dim sum» se cocinan al vapor y algunos se terminan en la parrilla. Y si originalmente se comían por la mañana acompañados de té, ahora el «Dim sum» es una especie de tapeo chino: una comida informal, ideal para compartir a todas horas.

Hay una gran variedad de «Dim sum»: dumplings, xiao long bao, hakao o siu mai, dependiendo de los ingredientes que lleven y de cómo estén hechos. Estas pequeñas porciones suelen servirse en la propia vaporera de bambú con la que se han cocinado, de ahí que a estas vaporeras se las conozca como «vaporeras Dim sum».

En García de Pou disponemos de vaporeras de bambú de diferentes tamaños.

 

La versatilidad de las «vaporeras Dim sum»

En ellas se pueden cocinar pescados, carnes y verduras. Apilando varias vaporeras en función de la cantidad que vayamos a hacer. Se cubre el fondo con un papel perforado para que los líquidos que se desprenden de los alimentos no estropeen la base de la vaporera. Para que la cocción sea uniforme se recomienda que las piezas de comida sean del mismo tamaño y colocarlas separadas entre sí.

Se ponen las vaporeras encima de un cazo y se deja hervir el agua a fuego medio, unos 7 minutos para las verduras, 15 minutos para el pescado o los «Dim sum» y unos 30 minutos para la carne. Nuestra única precaución es evitar que se consuma el agua. La carne se suele colocar en una vaporera aparte, ya que tarda más en cocerse. Se recomienda colocar los alimentos que tardan más en el nivel inferior para poder ir retirando los de la parte superior a medida que están listos.

 

El bambú, un regalo de la naturaleza

El bambú es una planta que crece rápidamente, sin que para ello se utilicen pesticidas ni fertilizantes químicos, y que no consume demasiada agua. Además, es uno de los materiales ecológicos más resistentes del planeta y con una degradación más rápida. Tan solo entre 4 y 6 meses. Por eso se fabrica una gran variedad de menaje de cocina de bambú, como boles, cajas para sushi, palillos o recipientes para aperitivos, que podrá encontrar en nuestro catálogo.

Elegantes mini cucharas de bambú de García de Pou para presentar aperitivos.

 

El bambú tampoco desprende olor ni sabor a los alimentos, lo que hace de las «vaporeras Dim sum» un utensilio de cocina ideal. Se recomienda lavarlas sin usar jabón. Simplemente pasarles agua tibia, un paño de algodón y dejar que se acaben de secar al aire antes de guardarlas. Un truco sería lavarlas con agua y un poco de vinagre, que ayuda a reducir los olores. Cuando las vaporeras de bambú se estrenan, también conviene remojarlas antes con agua fría. Es la manera de que nos duren muchos años.

Tenemos una grandísima oferta de menaje de cocina de bambú.

 

No está de más recordar que la cocina al vapor es una de las más saludables que existe: preserva los nutrientes de los alimentos y no se utiliza un aporte extra de grasas, lo que facilita nuestra digestión. Todos estos argumentos han hecho que las «vaporeras Dim sum» sean uno de los utensilios ancestrales que más se utilizan hoy en día en cocinas de todo el mundo.

Post Anterior Post Siguiente

También te podría gustar

No hay comentarios

Dejar Una Respuesta